El detector de Terremotos de 2.000 años que desconcertó a historiadores modernos

Noticias de la Sierra de Cadiz Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus

 






Zhang Heng fue uno de los más brillantes inventores de la China antigua. Entre sus obras destaca un peregrino sismógrafo con forma de vasija.

Sorprendentemente fue el primer dispositivo de detección de terremotos creado hace 2.000 años, mucho antes de que la gente entendiera en qué consistía un terremoto.

 





El dispositivo detector de terremonos era un gran recipiente de bronce con un diámetro de 2,67 metros. En el exterior tenía adheridos a 8 dragones con esferas de metal en la boca, cada uno apuntaba a uno de los ocho principales puntos cardinales.

Debajo de cada dragón había un sapo de bronce con la boca abierta. Cuando un terremoto ocurría, el mecanismo interno se activava y el dragón abría la boca en la dirección de donde proviniera el terremoto. Así caería la esfera de metal en la boca del sapo correspondiente.


Como se puede observar, el sismógrafo era una magnífica pieza de arte a la vez que un aparato complejo.

Actualmente no hay ninguna pieza arqueológica del sismógrafo. Las crónicas de la época no describen con mucho detalle el interior del dispositivo, por lo que no sabemos a ciencia cierta cómo funcionaba., Los académicos sugieren que en el centro se colocó un péndulo que funcionaba por inercia, y esto indicaría la dirección del terremoto.

 





El único registro histórico que menciona algo sobre el diseño interno está en la biografía de 张衡 Zhāng Héng en el libro 后汉书 Hòu hàn shū, Historia de la dinastía Hàn tardía. Según este texto: blackhairfetish.1blogs.es

“Hay un pilar (都柱 dū zhù) central en el interior y ocho bielas cerca del pilar que se dirigen a los ocho dragones, las esferas son de cobre y debajo hay sapos.” 

 


Fragmento sobre el sismógrafo en el libro 后汉书 Hòu hàn shū, Historia de la dinastía Hàn tardía.

La reconstrucción del dispositivo

Los primeros sismógrafos europeos datan del año 1703 e.c. y todos los diseños se basan en utilizar péndulos. Por esta razón muchos científicos que intentaron reconstruir el sismógrafo pensaron que el sismografo de dragones podría ser algún tipo de péndulo que activara el mecanismo de la boca de un dragón al llegar el terremoto. Pero posteriores estudios descartaron este sistema porque tampoco es tan preciso como narran las crónicas. Hoy en día la mayoría de los científicos sostiene que el mecanismo interno debe seguir el mismo principio que un sismógrafo moderno, la inercia.

 


Conclusión

A pesar de que no se conserven los restos originales del sismógrafo, y que no sepamos exactamente cómo funcionaba, la inventiva de hace 2.000 años, no deja de sorprendernos.

Las reconstrucciones han demostrado que el artefacto fue posible con la tecnología de la época y su precisión es similar a la narrada en los archivos históricos.

El sismógrafo de Dragones se encuentra hoy en día expuesto en la mayoría de los museos de ciencia de China y es mencionado en libros de geología, recordándonos que, con un poco de ingenio, estudio y voluntad de ayudar a los demás se pueden alcanzarse grandes logros.

El detector de Terremotos de 2.000 años que desconcertó a historiadores modernos

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20