Descubren una «BUJÍA» incrustada en una piedra con más de 500.000 años de antigüedad

Noticias de la Sierra de Cadiz Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus

 

Los objetos prehistóricos hallados en distintos lugares alrededor del mundo que parecen demostrar ciertos niveles de avance tecnológico incongruentes con la época en que fueron fechados, siguen sin poder ser explicados por la Ciencia "oficial".

El artefacto de Coso, hallado en 1961 en la montaña del mismo nombre.

Los Ooparts (objetos fuera de tiempo), suelen frustrar a los científicos tradicionales, y fascinar a los investigadores abiertos a teorías alternativas que casi siempre desatan debates sin fin.

 





El 13 de febrero de 1961, tres personas salieron a investigar las geodas del monte Coso en busca de gemas para su tienda de regalos en Olancha, California. EE.UU.

Dichas personas eran: Wallace Lane, Virginia Maxey, y Mike Mikesell.

Descubren una «BUJÍA» incrustada en una piedra con más de 500.000 años de antigüedad

Exterior rugoso de la geoda de Coso.

Uno de ellos, levantó una geoda común para la zona, pero de cierto modo parecía ser algo diferente ya que tenía adheridas pequeñas conchas marinas.

Al volver al taller, Mike Mikesell, rompió la hoja de diamante de su sierra mientras intentaba cortar la geoda.

Gracias a esto apreció algo impactante. Dentro de la geoda encontró algo parecido a una bujía. Consistía en una varilla de metal brillante de 2 mm de diámetro. Esta varilla estaba rodeada por una cerámica de unos 18 mm de grosor. Pero, ¿cuán antigua podría ser si estaba encastrada en la geoda?





Mike Mikesell declaró  

“Caminamos unos tres kilómetros al norte, después de que habíamos estacionado a unas cinco millas al este de la carretera estatal 395, al sur de Olancha”.

El objeto hallado en la montaña de Coso, particularmente lo recogieron a unos 340 metros sobre el lecho seco del Lago Owens y los tres vieron que la superficie de la piedra era rugosa y recubierta de conchas fósiles.

Radiografía de la roca y del artefacto de Coso, tomada por Ron Calais.

Según la datación geológica podría ser de cientos de miles de años anteriores al supuesto establecimiento de las civilizaciones avanzadas.

Virginia Maxey, una de las tres personas que la descubrieron, dijo en su momento que un geólogo que les pidió no revelar su nombre, examinó los fósiles que cubrían al artefacto y estos databan de al menos 500.000 años de antigüedad o más.

Entonces hay que preguntarse ¿Qué hace una bujía en un estrato geológico de hace 500.000 años?

 





Las únicas personas que realizaron un examen físico del artefacto fueron las tres personas que lo encontraron y Ron Calais, quien está convencido que el entendimiento convencional de la historia humana es incorrecto. Calais le tomó radiografías de rayos X al objeto y fotos con luz natural.

Descubren una «BUJÍA» incrustada en una piedra con más de 500.000 años de antigüedad

Otra radiografía del objeto de Coso, cuya apariencia de bujía solo es aparente.

En 1963, la geoda que fue bautizada como “The Coso Artifact” fue expuesta en el Museo del Este de California en la localidad de Independence, durante tres meses.

Luego, durante años estuvo expuesta en la casa de Wallace Lane, otro de los tres descubridores originales, quien era renuente a que otros la examinen. A Lane, en 1969 llegaron a ofrecerle 25 mil dólares por el extraño objeto pero no quiso venderlo.

Foto en colores del objeto hallado en Coso que podría tener 500 mil  años de antigüedad.

Cuando el objeto fue examinado por Paul Willis, redactor y jefe de la revista Info, apuntó la semejanza del mismo con una moderna bujía como las que utilizaban los automóviles, lo que indefectiblemente marcó posteriores apreciaciones del objeto. jillanablog5588.1blogs.es

 

 





      


El Artefacto de Coso se mostró por última vez en un programa de televisión presentado por Leonard Nimoy (el actor que interpretaba a Spock en Viaje a las estrellas) llamado “En busca de…”. 

La geoda de Coso con la bujía en su interior se vio por última vez en el programa En busca de...  en el episodio 91, titulado Los visitantes de la Tierra, de enero de 1980. Durante la filmación fue robada de la caja con rocas donde se encontraba.

Durante el rodaje, en enero de 1980 correspondiente a la cuarta temporada, en el episodio 91 titulado: En busca de… Los visitantes de la Tierra, la extraña geoda y la bujía fueron robadas de la colección de rocas de los tres descubridores y desde entonces no se ha vuelto a ver.

En el año 1999 la revista Info intentó volver a entrevistar a los tres descubridores y se encontró con que Wallace Lane había muerto, Mike Mikesell estaba desaparecido y Virginia Maxey fue localizada pero se negó a hacer declaraciones. 

En la década del `70 ella había dicho que “el objeto puede ser un instrumento tan antiguo como la legendaria Mu o Atlantis. Podría ser un dispositivo para comunicarse o podría utilizarse de una forma que ni siquiera alcanzamos a conocer”.

 





Sin contar con el artefacto como prueba, los escépticos Paul V. Heinrich y Pierre Stromberg en el año 2004 negaron que la geoda sea tan antigua. Sin embargo, aclararon que “no hay evidencias sólidas que afirmen que los descubridores originales hayan querido engañar a alguien”.

Descubren una «BUJÍA» incrustada en una piedra con más de 500.000 años de antigüedad

Mapa con la ubicación de las montañas Coso, muy cerca de Los Ángeles.

Ahora dicen los escépticos que se trata de una bujía Champion de 1920. Las únicas imágenes que existen del extraño objeto, en Rayos X, publicadas por el investigador Ron Calais demuestran que se trata de un objeto diferente, porque la bujía prehistórica tiene una extraña hélice o resorte en la parte superior del objeto. Esto es algo que no se encuentra en las bujías modernas,

Se han lanzado diversas hipótesis para explicar el extraño objeto de Coso: visitantes extraterrestres en un pasado remoto, la prueba de una civilización desaparecida por la Ciencia o viajeros del tiempo que olvidaron una pieza.

 





Adeptos del creacionismo han citado este ooparts (artefacto fuera de lugar) como evidencia de la existencia de una avanzada civilización pre-diluviana, mientras que los ateos siempre lo han descartado como un engaño.

Por desgracia, esta reliquia en disputa no fue sometida a rigurosas pruebas y hay pocas posibilidades de que alguna vez se convierta en el punto central de análisis científico imparcial. Este artefacto simplemente desapareció en 1969 y no ha aparecido desde entonces.

El artefacto Coso y otros ooparts igualmente intrigantes silenciosamente alimentan las teorías de la conspiración desde el oscuro confort como una pieza central de la colección privada de alguien.

Descubren una «BUJÍA» incrustada en una piedra con más de 500.000 años de antigüedad

Ya saben... información clasificada exclusivamente para un público determinado. 

Te invito a formar parte del grupo de misterios en FB:  Dando click aquí  publicamos artículos todos los días.  

Si el artículo te gustó te invito a compartirlo con tus amigos.

No olvides guardar la página:  Dimensionalterna.net  para ver más contenidos después.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20