Descubren «un río de mercurio líquido» bajo una pirámide de Teotihuacán

Noticias de la Sierra de Cadiz Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus

 

Algunos arqueólogos creen que el elemento tóxico podría presagiar lo que sería la primera tumba de un gobernante jamás encontrada en Teotihuacán, un contemporáneo de varias ciudades mayas antiguas, pero tan envuelto en misterio que sus habitantes aún no tienen nombre.

 





El descubrimiento fue llevado a cabo por el arqueólogo mexicano Sergio Gómez Chávez quien, después de días de fuertes lluvias, se dio cuenta de que cerca del pie de la pirámide de la Serpiente Emplumada se había abierto un socavón, lo cual era un peligro para los turistas.

Al investigar el agujero de cerca, el hombre se dio cuenta de que se trataba de un túnel de una forma cilíndrica perfecta.

Según relató Gómez Chávez al diario The Guardian, el túnel despedía un hedor casi insoportable, pero en el fondo se podía ver un antiguo pasadizo subterráneo.

El pasadizo resultó ser tan largo como un campo de fútbol y a su otro extremo se encontraron tres cámaras que contenían riquezas dignas del genio de Indiana Jones.





"Es algo que nos ha sorprendido realmente", dijo Gómez a la entrada del túnel bajo la pirámide de la Serpiente Emplumada de Teotihuacán, unos 50 kilómetros al noreste de Ciudad de México.

Gómez, con dudas sobre lo que llevó a la colocación del mercurio en el sitio, dice que el metal pudo haber sido usado para representar un río o lago del inframundo.

El metal, hallado previamente en pequeñas cantidades en sitios mayas mucho más al sur del país, nunca se había encontrado en Teotihuacán.

De difícil extracción y apreciado por sus propiedades refractantes, el mercurio era poco común en el México antiguo.





En busca de la tumba real

En lo profundo de un complejo integrado por tres cámaras, Gómez espera encontrar la última morada de un rey.

De estar en lo correcto, el descubrimiento ayudaría a esclarecer un debate sobre cómo se manejaba el poder en Teotihuacán, una ciudad con enormes pirámides de piedra que fue hogar de unas 200 000 personas y centro de un imperio que floreció entre los años 100 y 700 DC.

Teotihuacán, o "morada de los dioses" en la lengua azteca náhuatl, fue distinta de la civilización maya. Sus habitantes no dejaron registros escritos y abandonaron la ciudad mucho antes de que los aztecas asumieran el poder en el siglo XIV.

Los españoles cavaron en Teotihuacán en la década de 1670, pero solo hasta la década de 1950 comenzaron las excavaciones científicas.





El trabajo de seis años de Gómez en el túnel ya ha recuperado decenas de miles de artefactos, incluyendo esculturas de piedra, joyería preciosa y conchas marinas gigantes que llevan a las tres cámaras.

La cuidadosa excavación se ha frenado debido a la humedad extrema, el lodo y ahora, la necesidad de un equipo protector para evitar el envenenamiento por mercurio.

George Cowgill, un arqueólogo estadounidense que ha dedicado más de cuatro décadas a excavar Teotihuacán, opina que el hallazgo de mercurio aumenta las probabilidades de encontrar una tumba.

"Pero aún no es nada seguro, y eso es lo que mantiene a todos en suspenso", comentó.

Se espera que la excavación de las cámaras concluya en octubre, dijo Gómez, y que se anuncien los hallazgos hacia finales del año.

Sin más, por el momento, te invito a formar parte de la comunidad del Misterio: Dando clic aquí publicamos artículos todos los días.

No olvides buscar en Google: Dimensionalterna.net  para ver más contenidos después.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20