Los teóricos de la Evolución creen haber descubierto el eslabón perdido entre hombres y primates

Noticias de la Sierra de Cadiz Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus

 

Un equipo de científicos han descubierto al mundo el esqueleto fosilizado de un mono-lémur de 47 millones de años de antigüedad que podría convertirse en el eslabón perdido de la evolución humana.

El fósil, al que han llamado 'Ida', ha sido presentado en Nueva York.

Los teóricos de la Evolución creen haber descubierto el eslabón perdido entre hombres y primates

«Ida», el pequeño «eslabón perdido» descubierto en Alemania que ha creado un gran revuelo mediático y que probablemente continúe levantando polémicas entre los teóricos de la evolución que estudian los orígenes de la especie humana.





En un nuevo libro, documental y sitio web promocional, el paleontólogo Jorn Hurum, líder del equipo responsable del análisis del fósil de 47 millones de años de antigüedad mostrado en la imagen superior, sugiere que "Ida" es una especie crucial de nexo; un eslabón perdido en la evolución de los primates.

Entre los miembros del equipo estaba el paleontólogo Philip Gingerich de la Universidad de Michigan, miembro del Comité de Investigación y Exploración de la National Geographic Society.

Según los investigares, el fósil es un puente que cubre la brecha entre los primates superiores como los monos, simios y humanos con sus parientes más lejanos: los lémures.

En palabras de Hurum, del Museo de Historia Natural de Oslo, Noruega:

«Este es el primer eslabón a todos los seres humanos». Ida representa «el nexo más cercano que podamos obtener de un ancestro directo».

 





"Ida", cuyo nombre científico es Darwinius masillae, presenta una anatomía especial y única.

El esqueleto lemuriano muestra características de primate, como manos prensiles, pulgares opuestos, dedos sin garras y con uñas y extremidades relativamente cortas.

«Este espécimen parece ser un fósil muy antiguo de primate, perteneciente al grupo que engloba al ser humano».

Comentó Brian Richmond, antropólogo biológico de la Universidad George Washington en Washington, D.C., y que no participó en el estudio.

Sin embargo, existe un gran vacío en el registro fósil de este período, añade Richmond.

Los investigadores no saben con seguridad dónde y cuándo se separó el grupo de primates que incluye monos, simios y humanos de este otro grupo que incluye a los lémures.





Colgado en una pared durante 20 años

"Ida" fue desenterrada por un cazador de fósiles aficionado hace unos 25 años en Messel Pit, un antiguo cráter volcánico cerca de Frankfurt (Alemania), famoso por la cantidad de fósiles.

El coleccionista que la encontró la limpió y la colocó en un poliéster de resina y la mantuvo colgada durante 20 años en la pared de su casa. Digimon Adventure 02 Capítulo 46 - BlackWarGreymon contra WarGreymon

Este fósil es parte de la historia de la evolución humana, del punto más profundo de los anales del tiempo, de hace 47 millones de años, dijeron los investigadores. 

Según Sky News, el propietario no tenía idea de la importancia única del fósil y él simplemente lo contemplaba como un cuadro. No obstante, "Ida" llegó a las manos de un tratante privado, Thomas Perner, que se presentó con el fósil al profesor Hurum, quien aseguró que se trataba del

"fósil más bello del mundo" y que se trataba de "algo que el mundo no ha visto nunca antes, un espécimen único, totalmente único".





El tratante le pidió al profesor más de un millón de dólares por el fósil -diez veces más que la cantidad más alta pagada por un fósil en el mercado negro-, aunque, tras seis meses de negociaciones, el profesor logró recaudar el dinero y se llevó el fósil a Oslo (Noruega).

Después, el profesor creó un equipo de investigación con un paleontólogo, el doctor Jens Franzen, el doctor Holly Smith, de la Universidad de Michigan (EE.UU.), y el presidente electo de la Sociedad Paleontológica de Estados Unidos, Philip Gingerich.

 





Vivió en el Eoceno

De acuerdo a los estudios radiométricos de las rocas volcánicas de Messel, los expertos descubrieron que Ida vivió hace 47 millones de años en el periodo del Eoceno, cuando los bosques tropicales casi se juntaban con los polos y Suramérica estaba aún separada de Norteamérica.

Durante ese periodo surgieron las primeras ballenas, caballos, murciélagos y monos y los primeros primates se dividieron en dos grupos; uno de ellos vivió y se mantuvo como lémures y el segundo evolucionó hacia los monos y después hasta los humanos.

Los investigadores han concluido que "Ida" no fue un simple lémur, sino un "lémur mono", porque se encuentra a caballo entre ambos grupos y además se sitúa en la cercana línea hacia los humanos.

Según Hurum, Darwin estaría muy contento por este descubrimiento, ya que cuando publicó su teoría sobre el origen de las especies no tenía ningún ejemplo de especie de transición, "por lo que toda su teoría podría haber sido incorrecta".

Sin más, por el momento, te invito a formar parte de la comunidad del Misterio: Dando clic aquí publicamos artículos todos los días.

No olvides buscar en Google: Dimensionalterna.net  para ver más contenidos después.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20